Sabores en blanco y verde de Ascaso

Me encanta ir a Huesca en agosto. La albahaca impregna el aire de la capital oscense y su color tiñe de verde sus calles durante las fiestas de San Lorenzo. Huesca huele a albahaca, pero los  dulcívoros como yo tenemos claro que Huesca también sabe a albahaca.

La Huerta Barbereta es el lugar en el que muchos oscenses recogen esta planta aromática para conservarla y convertirla en un ingrediente más de la gastronomía. La familia Ascaso la recolecta entre julio y agosto, y en el obrador recortan manualmente las hojas con mucho mimo para que la albahaca sea un elemento natural de algunos de sus postres, más si cabe en fechas laurentinas.

El helado de albahaca es de mis favoritos. Pastelería Ascaso es la creadora original de este dulce innovador, cremoso y refrescante a partes iguales, que se realiza infusionando la albahaca y mezclándola con nata y azúcar. Si os gusta el chocolate no os podéis perder el bombón de albahaca. Pertenece a la colección Lamines, en la que se conjuga el mejor chocolate con sabores característicos de Aragón, pero ahora podéis encontrar en los establecimientos de Ascaso cajitas con los lamines de albahaca en exclusiva preparados para celebrar San Lorenzo. No pueden faltar en esta lista de postres los macarons de albahaca, pero si queréis apostar por un nuevo sabor os recomiendo que probéis las trufas de albahaca, ¡una nueva y deliciosa creación del obrador oscense!

Además de estos productos, durante las fiestas de San Lorenzo, patrón de Huesca, los hogares oscenses podrán disfrutar un año más de los postres elaborados con albahaca especialmente para la ocasión por Pastelería Ascaso, como las cintas laurentinas, unas pequeñas tiras de hojaldre de albahaca caramelizado, con emulsión de nata con chocolate blanco y albahaca, o la tarta 10 de agosto, con una base de bizcocho d´acquoise, cremoso de chocolate y muselina de albahaca.

Cierran los dulces que contienen albahaca la Lorenzana, tarta con bizcocho de lima y mousse de lima y albahaca, y la tarta Alba, otro postre laurentino que contiene una tartaleta sablée breton, confitura de fresa hecha en el obrador oscense y chiboust de albahaca.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+