Ascaso en verano. Helados artesanos de sabores especiales

Los helados son un producto de referencia de Ascaso en verano. Son artesanos, se elaboran de manera tradicional y en ellos sólo tienen cabida ingredientes naturales y la cantidad justa de azúcar. Además, son aptos para celíacos. Se pueden encontrar en periodo estival en los tres establecimientos físicos con los que cuenta Ascaso en Huesca, Zaragoza y Madrid, y entre sus sabores destacan los siguientes:

Albahaca
Ascaso quiere llevar este sabor típico de Huesca al resto del mundo. Quien conoce bien Huesca sabe que huele a albahaca. De hecho, hay una huerta muy típica donde los oscenses recogen esta planta aromática: la Huerta Barbereta. Con esta albahaca, recolectada entre julio y agosto, en el obrador de Ascaso recortan manualmente las hojas y se proveen de ella para, bien conservada, mantenerla todo el año y tenerla a su disposición para convertirla en ingrediente natural de algunos postres, entre ellos estos helados artesanos. La albahaca se infusiona y se mezcla con la nata y el azúcar, dando como resultado un helado original, cremoso y refrescante a partes iguales. Pastelería Ascaso es la creadora original de este helado.

Yogur de Villa Villera
En el pueblo de Sieso (Huesca), las vacas de Villa Villera viven sin estrés, en un entorno natural privilegiado, a los pies de la sierra de Guara… ¡y hasta les ponen música! El resultado son unos productos artesanos y excelentes, entre los que figura el yogur con el que se elabora este particular helado. Tiene un grado muy bajo de acidez y es muy cremoso.

Melocotón con vino
El dulce y refrescante sabor del melocotón con vino tradicional es recuperado por Ascaso para realizar este helado, único en España. Si hay un postre típico en cada rincón de Aragón, es sin duda el melocotón con vino: consiste en macerar esta fruta de verano en el llamado vino “rancio” con azúcar. El vino “rancio” es el que se ha hecho añejo en tonel o en cuba: se realiza a partir de una madre y se va rellenando. Antes era un vino “hecho en casa”, típico de las bodegas rurales. Su sabor es pronunciado y con fuerte personalidad si está bien elaborado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+