Piruletas de chocolate para las meriendas más divertidas

Me gusta septiembre. Aunque la depresión postvacacional hace que no sea un mes con muy buena prensa, yo lo empiezo con energía. Después de las vacaciones tengo ganas de emprender nuevos proyectos, de volver a pasear por mis rincones favoritos de la ciudad y, como no, de llenar el armario con prendas de nueva temporada.

Los niños vuelven al cole y a las familias nos toca verlos menos de lo que acostumbramos en verano, por eso hay que tratar de sacar huecos cada día para hacer con ellos actividades que nos hagan disfrutar juntos. Un momento estupendo es el de la merienda. Es una comida tan importante como las demás, ayuda a reponer fuerzas a media tarde y prepararla con los peques puede ser muy divertido.

Como buena dulcívora que soy, si tengo que elegir un snack prefiero que sea de chocolate. A los niños también les encanta, pero para no descuidar su alimentación elijo chocolate que sea 100% natural. Lo encuentro en Pastelería Ascaso, que recientemente ha sacado a la venta una colección de siete tabletas de chocolate con distintos porcentajes de cacao  que no contienen ni colorantes ni conservantes.

Si queréis triunfar con una merienda, nadie podrá resistirse a la receta de piruletas de chocolate que aquí os propongo:

Necesitaremos…

  • Una tableta de chocolate
  • Palitos de madera
  • Papel vegetal
  • Frutas, galletas, virutas de colores… ¡Lo que más os guste para decorar!

Paso por paso:

  1. El primer paso consiste en trocear el chocolate y dejarlo a punto para fundir.
  2. A la hora de fundir podemos utilizar el microondas o la técnica del baño maría. Hay que controlar la temperatura para obtener la textura perfecta que permita trabajar el chocolate.
  3. Después, colocamos los palitos de madera sobre papel vegetal.
  4. Con el chocolate rellenamos una manga pastelera y hacemos bolitas sobre cada uno de los palos.
  5. Podemos decorar las bolitas con fruta cortada, trozos de galleta o virutas de colores.
  6. Metemos las piruletas en la nevera o en el congelador para enfriar y estarán listas para comer en unos minutos.

¡Que aprovechen!

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+